El Charlotte Festival & Walk ha pasado pero todavía hay tiempo para donar.
X

Servicios de viaje

¿Está pensando en hacer un viaje y quiere estar preparado? Aquí algunas cosas que puede tener en cuenta al viajar con un trastorno hemorrágico.

  • Encuentre su centro de tratamiento de la hemofilia más cercano.
  • Lleve siempre sus joyas de identificación médica. 
  • Lleve siempre consigo sus propios productos de tratamiento, suministros de tratamiento y medicamentos. Los productos variarán en los centros médicos y podría haber una disponibilidad limitada.
  • Lleve una carta* de su médico tratante con información sobre su condición de hemorragia, el diagnostico de los virus transmitidos por sangre y el tratamiento habitual que recibe. Esta carta debe estar, si es posible, en el idioma del país que se visita. No siempre podrá tratarse usted mismo, por lo que esta información es importante.

* La carta de muestra es un ejemplo de lo que debe incluir, pero póngase en contacto con su hematólogo para pedirle carta personalizada para su trastorno hemorrágico y tratamiento específicos.

  • Comprube que su seguro médico este en orden antes de salir. Es posible que necesites más tiempo al tratarse de enfermedades preexistentes.

 

¿Volar o tomar el transporte público?

  • Revise la página web de la TSA sobre discapacidades y condiciones médicas.
  • Cuando viaje en avión, lleve siempre sus propios productos de tratamiento, suministros de tratamiento y medicamentos a bordo del avión como equipaje de mano. Esto le permitirá presentarlos rápidamente en seguridad/aduana. Existen riesgos de pérdida, rotura y variaciones de temperatura que pueden afectar a los productos de tratamiento si se guardan en la bodega del avión.
  • Lleve una carta* para el personal de seguridad, en la que explique por qué lleva productos de tratamiento, medicamentos recetados, agujas, jeringas, etc., y las graves consecuencias de no tenerlos inmediatamente a mano. 

* La carta de muestra es un ejemplo de lo que debe incluir, pero póngase en contacto con su hematólogo para pedirle carta personalizada para su trastorno hemorrágico y tratamiento específicos.